La cita perfecta de María José y Luis: de oca, a oca y te pego un beso en la boca