La cara de Patricia es un cuadro al ver la presentación de su cita: se queda con Sobera