Su pasión por comer y un aparatoso accidente están a punto de estropearle la cita