José: “Sé que puede haber vida más allá de la tierra, pero no vivo encerrado con un gorro de aluminio”