Noemí: "Desde que no tengo novio, he aprendido a cambiar las pastillas de freno"