Miquel se sincera: "Mis padres me dieron una genética genital muy buena"