David Baró consigue conectar mentalmente a Gonzalo y Silvia con el 7 de bastos