La mejor respuesta jamás escuchada a “¿Estoy roja?”: “No sé, soy daltónico, no lo veo”