Así de mal empezó la cita de Jeff y Jesús