Lorena y Pablo, dos auténticas almas gemelas, aceptan tener una segunda cita