Juan y Lidia se quedan solos en el restaurante: les apagan hasta las luces