Un jugador de fútbol americano y una cheerleader española: ¡La pareja perfecta!