José Antonio e Isabel, prometidos por las sevillanas