Jorge y Francisco se reencuentran pero los sientan en mesas distintas: “No congeniábamos en la cama”