Pedro Luis, de su cita: “Tenía un cierto capital erótico, tenía argumentos visuales”