Cómo fastidiar una cita en el postre: “¿Oye, cómo te llamabas?”