Félix no tiene pelos en la lengua: “Todo lo que he tenido que hacer para venir aquí y encontrarme ese adefesio”