Esmeralda deja estupefacto a Ismael con la manía más rara que tiene