Cristina alucina con Carlos: ¡Jo, ¿por qué tenemos tantas cosas en común?!