Eva busca a un hombre “corpulento” y al que pueda “rodear, no saltar” ¡Y Pedro no cumple ninguno de estos requisitos!