Rosy y Paco, un flechazo a ritmo de bolero