La pregunta extraña de la noche: “¿Te depilas las cejas?”