La cita de Patricia y Francisco acaba con ‘piquito’: “¿Nos vamos a jugar al billar?