Vicente y Viviana viven citas ‘paralelas’, él entusiasmado y ella aburrida