Un chico que nunca se ha enamorado con otro que se enamora siempre, ¡vaya mezcla!