Charlie, con la cara repleta de pendientes, conquista el corazón de Rosa