La cara de circunstancia de Vanesa durante la decisión final hace presagiar lo peor