Nuria no se calla ni debajo del agua… ¡imposible hacerse una foto con ella!