La cita más borde de la noche: "Te voy a partir la cara, conmigo no te pases ni un pelo"