Una charla subida de tono, un pasodoble y un piquito