Mimi se bebe una copa de vino de un trago y deja a Carlos sin palabras: "Aquí no hemos venido a emborracharnos"