La cita de Ana Isabel y Jona empieza mal y acaba peor: "Los de Bilbao sois muy bastos, ¿no?"