Álvaro se olvida de que quiere una pareja católica y decide conocer a Oriana