Alejandro todavía es virgen... ¡Pero no se corta con los besos!