Aída: “Los chicos se enamoran muy rápido de mí”