Adam interrumpe su cita...¡para pedírsela al moreno de la otra mesa!