¡Vaya desastre! A Ramón le llaman continuamente al móvil y pasa de Alejandra