Tina lo tiene claro: “Jaime está muy nervioso porque yo soy un pibón”