"Sonríe, put*": Axel lleva un tatuaje en la frente que no pasa desapercibido