Sheila: “Estoy enamorada de mi coche, es fiel, siempre está ahí y me lleva donde quiero”