A Sara le confunden los tatuajes: “¿Cómo se llamaba tu abuela? ¿Vagina?!”