A Sara, Cristofer le parece “un chico 10”, pero luego le planta