Robin hacía “contratos” a sus amantes “sumisas” como Christian Grey