Rewel y Raquel se prometen una segunda cita: ¡para bailar kizomba!