Raquel pidió ayuda a Sobera... ¡menuda broma!