Nos queda la duda: ¿Quería Fran una segunda cita con Aroa realmente?