El símil de Pepe: “Un buen vino y una buena cena es como masturbarse”