Patricia solo piensa en morros y dientes ¡¡Pero de hombres muertos!!