Paola no se corta: “Me gustan los empotradores, que me den caña como yo se la doy a ellos”