Natalia no sabe dónde está Cáceres … ¡y Yulia tampoco!